2/1/12

No me digas que fue un sueño..

Todos los que hemos sufrido la pérdida de un hijo (y cuanto más chiquito yo creo que más) nos quejamos de que es muy dificil encontrar personas que sepan acompañarte no ya en el duelo, sino el resto de tu vida. En la familia, sobre todo, es muy frecuente el hacer "como si no hubiese sucedido", "no hablar", "no recordar" y eso es como poco: estúpido, pues nada que digan te va a hacer recordar a tu hijo ¡¡¡¡pero si no lo olvidas ni un solo segundo al día!!! Y además ¿quién habrá supuesto que es mejor olvidar? ¿Olvidar al hijo de tus entrañas? ¿Por qué?
Pero es además una terrible falta de delicadeza, de amor y de com pasión...Yo tengo un hijo y además de que no está físicamente conmigo tampoco está en las conversaciones familiares, ni en el pensamiento de los demás...A mi me hace sentir como si hubiese sido un "error", un "fallo", una vergüenza de la que es mejor ni hablar y además tratar de olvidar lo antes posible... 
Pero aunque es imposible luchar contra eso, fruto de la educación, del sin sentido, del absurdo, de la falta de esperanza, de fe...al menos tengo la inmensa alegría de constatar cada día, como en casa, Kai está presente. Mis hijos siempre le cuentan cuando alguien les pregunta el número de hermanos, ¡¡¡pero siempre!!!...y le incluyen en todo aquello que es posible incluirlo claro!!!
El otro día preparábamos el regalito para el cumple de papá y fue idea suya hacer un Nacimiento en el que todos los miembros de la familia teníamos un lugar y por supuesto el del ángel lo ocupaba el hermanito menor..Me enorgullece esa actitud, esa naturalidad, y que ellos tengan tan presente a un hermano que no llegaron a conocer. ¡¡¡Y tendríais que ver la cara de estupor de la gente cuando ellos hablan de su hermanito del cielo!!!

Ójala este espacio tan chiquitito, sirva para que algún despistado que pase algún día por aquí, pueda ver las cosas de otra manera y darse cuenta de que ante unos padres que han perdido a un hijito lo mejor es hacerles sentir que esa vida, aunque breve fue importante. No se trata de "idealizar" a ese hijo, sino darle su puesto, su lugar, un miembro más de la familia que se fue rapidito, pero que no fue un sueño....


2 comentarios:

  1. Paloma...
    El trabajo de otorgarles su lugar es nuestro y me alegra ver que lo estás haciendo muy bien...
    Por otro lado me apena que pronto ya no este este rinconcito de Kai, pero quiero que sepas que tiene uno ganado en mi corazón para siempre.
    Te mando un abrazo infinito

    ResponderEliminar
  2. Me imagino que tu niña preciosa conserva el lugar que le corresponde en tu familia.
    Un abrazo también para ti.

    ResponderEliminar