3/8/11

El gran tabú

"Hubo siglos en los que el gran tabú fueron los temas sexuales. Hoy el gran tabú son el dolor y la muerte. La gente no quiere verlos. Es impúdico hablar de ellos. La realidad se obstina en metérnoslos por los ojos, pero todos preferimos pensar que el dolor es algo que afecta a los "otros". Nadie se atreve a enfrentarse con la idea de que también él sufrirá y morirá. Parece que sólo nuestros vecinos fueran mortales"
J. L. Martín Descalzo.

¡¡¡Es impúdico hablar de la muerte!!! Lo se, pero no puedo seguir viviendo "como si no existiese" ya que una parte de mi ha muerto:  Concebí un hijo, lo llevé en mi vientre, lo tuve entre mis brazos y le tuve que enterrar....
La muerte está a mi lado, pienso en ella, leo todo lo que cae en mis manos sobre ella y lejos de entristecerme o quitarme ganas de vivir me enseña a vivir con entusiasmo, a amar, a agradecer.
Frecuentemente surge el tema:
- ¿Tienes cuatro niños?
- Si
- ¿Y los cuatro chicos?
- ¿Y vais a ir a por la niña?
- Y de repente cualquiera de mis hijos dice: ¡¡¡Y tenemos otro hermano... pero está en el cielo!!.
Y ahí es cuando practicamente nadie hace comentario alguno, a lo sumo un: "Lo siento" y ya a hablar de cualquier otro tema. Por supuesto no es mi intención obligar a nadie a que me escuche, ni "amargar" la vida de los demás...en seguida te das cuenta y actúas en consecuencia, y existen personas receptivas, personas que tal vez que han tenido una experiencia semejante...También observo una gran diferencia entre las personas creyentes y las que no tienen fe.
Es la diferencia entre el dolor lleno de esperanza, la seguridad de que es tan solo un "hasta luego" y el sin sentido, el absurdo, el fin....
Pero es que el tabú llega a tales límites, que ya roza el surrealismo. Tengo una amiga cuya madre se está muriendo. Le diagnosticaron metástasis, no podían operar, ni dar quimioterapia, simplemente...esperar....
Si no se produce un milagro todo parece indicar que va a marchar en breve...pero nadie en su familia habla de ello en su presencia, ni su esposo, ni los hijos, ni los nietos, ni los amigos, ni por supuesto ella....¡¡¡¡nadie!!!! pues está absolutamente prohibido.
Desde el principio yo invitaba a mi amiga a que hablase con su madre, le preguntase como se sentía, si tenía miedo, para que su madre pudiese irse en paz, para que pudiesen decirse todo aquello que tal vez nunca se dijeron...Me imagino que saber que en cualquier momento vas a morir tiene que infundir como mínimo un poco de respeto e incluso miedo ¿no? Me imagino la terrible soledad de un moribundo al que se le niega el derecho a hablar de su propia muerte. Es el gran absurdo, ella sabe que se está muriendo, su esposo sabe que se está muriendo, sus hijos y toda su familia sabe que se está muriendo pero hablan de otras cosas....Y yo no dejo de preguntarme: ¿de que hablan?
Tal vez de ropa, de comidas, de vacaciones, por favor......
Cualquiera que va a emprender un viaje, no deja de hacer preparativos, informarse, compras guias, incluso te atreves a "aprender" algo del idioma del país, hablas de ello con todo el que te encuentras y si el viaje es a  un lugar lejano muchísimo mas...¿Y cuando vamos a emprender el viaje definitivo, del que no sabemos demasiado (porque durante la vida nos hemos ocupado en cosas importantes como ganar dinero, que por cierto no nos vamos a poder llevar) y además el viaje lo hacemos solos, completamente solos?.
Alguien podría objetar que no hay demasiada información sobre el "más allá", que nadie ha vuelto de allá para contarnos etc...Pero no es totalmente cierto, el que busca encuentra, yo llevo ocho meses leyendo libros sobre la muerte que me están enseñando a vivir en plenitud y no se si estaré suficientes años en la tierra para leer todo lo que hay publicado y lo que se publicará.
Volvemos al caso de mi amiga: El  otro día fue el sacerdote del hospital por si querían que le diese la "Unción de los enfermos" y le dijeron que "no", ¿a que no sabéis por qué? No tanto porque no tengan fe, no, no ....
La razón principal es que: Si ella ve al sacerdote, se va a dar cuenta de que está muy mal....¡¡¡¡quizá podría llegar a pensar que va a morir!!!!
Ni siquiera le preguntaron y claro me imagino que ella tampoco se atreverá a pedir la presencia de un cura, porque entonces su familia puede llegar a pensar que es que se va a morir pronto...
O sea, es el gran engaño, una inmensa y absurda mentira que a nadie beneficia, pues todos saben lo que está sucediendo pero miran para otro lado, lloran en solitario, nadie da el primer paso pues creen que van a producir más dolor y me imagino que cuando "pase lo que tenga que pasar" seguirán viviendo sus vidas, hablando de cosas importantes, que enseñarán a sus hijos que de la muerte no se habla....
Y termino con otra cita de Jose Luis Martín Descalzo que me viene al pelo:

"Es triste pensar que la mayoría de la gente muere sin haber asumido ni comprendido su propia muerte. Mueren simplemente porque no pueden evitarlo. Yo me atrevo a pensar que la muerte es algo demasiado importante en nuestras vidas como para que se nos pase sin vivirla"

Yo también pero allá cada cual...


Árbolito de Kai
El árbol de Kai, está enorme....
nueve meses después.


8 comentarios:

  1. La gente no entiende que la muerte es parte de la vida y si crees en la vida obligada mente tienes que creer en la muerte aunque te sea incomodo hablar de ella.
    mil bendiciones paloma

    ResponderEliminar
  2. Hola Paloma
    Me encanta cada entrada que escribes. Me llena de vida. Llevo tiempo queriendo hacer una entrada en el blog de Guzmán sobre el miedo a la muerte, ese miedo con el que tenemos que convivir aunque lo arrinconemos erroneamente en lugar de tratar de convivir pacíficamente con él. Yo no leo mucho sobre la muerte, cada vez que quiero centrar mis sentimientos, mis ideas, mis miedos, te visito, te leo, me calmo y siento todo con más luz y naturalidad que antes.
    El día que consiga poner esas palabras en orden mencionaré este lugar recurrente para mi paz espiritual, el comentario que hizo Eva que releo una y otra vez y por supuesto a Kai que nos acompaña como angel al lado de Guzmán, siempre y cuando no tengas ningún inconveniente.
    Me encanta ver ese arbol lleno de vida. Un beso muy grande para esa gran familia y gracias por escribir.

    ResponderEliminar
  3. Isabel, como tú dices, es la parte de la realidad "incómoda" y además la muerte ya no está presente como antes....cuando la gente moría en casa. Ahora la mayoría de las personas mueren en un hospital y sobre todo a los niños se les aleja del entierro, del funeral...Es así y claro cuando son mayores y tienen que afrontar algo "que no existe" no saben, no sabemos...
    Bendiciones para ti y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jose ¿cómo estáis?
    Yo antes tampoco leía nada sobre la muerte, porque total es algo que sólo les tocaba a los demás ¿no? Y además parece que te entra hasta complejo de "cenizo" Ahora me he dado cuenta de lo impúdico que resulta hablar de ella, por las caras de la gente cuando sacas el tema uf!!!
    Nunca olvidaré el gran favor que me hizo una de las matronas de Génesis que creo conocéis, cuando cinco días antes de nacer Kai, me dijo claramente que me vendría bien prepararme por si mi hijo nacia muerto o vivía poco tiempo. Imagínate lo duro que es para una mujer embarazada oir algo así, lo duro que sería para ella decírmelo pero me hizo muchoooo bien. Me sirvió para derramar muchas lágrimas (mas todavía), para hablar "tranquilamente" con mi marido, con mis íntimos y sobre todo porque cuando llegó el momento supimos actuar, pedir al personal del hospital lo que deseábamos etc...
    Logicamente el pronóstico de Kai era muy especial...
    Pero a lo que voy con todo este rollo es que esa mujer me hizo un gran favor hablándome de la muerte porque nadie había mencionado algo así...Los médicos me hablaban de "interrumpir el embarazo", de que no sabían lo que nos podíamos encontrar, etc...pero no te hablan claramente. Yo misma recuerdo cuando Pepa me lo dijo, que por unos momentos me quedé descolocada e incluso me pareció un poco descarada...pero fíjate que sabiduría la de esa mujer.
    Muchos besitos para todos.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, me encantan tus post, la claridad con la que hablas de toooodo!! y sobre todo de un tema tan especial y a la vez tan natural como la muerte...

    Pocos "bloggers", si me permites llamarte así, hablais de ésto, y si se toca el tema es porque lo habeis vivido, y me atrevería a decirte que poca gente os lee, si casualmente alguien topa con un post de éste estilo, huy, les da yuyu y pasan página!!

    No sé si te lo he comentado alguna vez, cuando murió mi abuelo, Vero tenía un año y medio y lo conoció mucho, y él la adoraba. No la podía dejar con nadie porque evidentemente toda mi familia estaba en el entierro, pero es que ni se me ocurrió dejarla con ninguna otra persona... cómo no iba a despedirse de su bisabuelo? y la alegría de mi abuela de ver a su biznieta ese día, después de tantas semanas de hospital, encerrada sin niños alrededor? yo lo vi natural, pero mis suegros y cuñados por parte de mi marido me criticaron...

    Cómo lo ves tú? creo que si volviese a suceder, lo haría igual.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  6. Claro, chica de las flores, es un tema que no se toca y efectivamente puede dar yuyu....Es como si al evitar hablar de ello, evitases de alguna manera que te tocase.¡¡¡Cómo si la muerte fuera una loteria!!! Aunque también es cierto que la muerte de un hijo no es algo demasiado natural….
    Por eso yo creé un blog a parte, porque me parecía que de otra manera, si seguía escribiendo en "paideia en familia" mis lectores fieles se sentirían obligados a leerme...Así el que viene es porque quiere y la mayoría son personas que han pasado por lo mismo. Hace poco una chica que conozco desde hace tiempo me "confesó" que hace años había perdido un hijo de dos añitos....a mi se me abrieron los ojos como platos e intenté hablar sobre ello, pero la chica me dijo que no "podía" hablar de la muerte de su hijo, que lo había pasado demasiado mal y que su manera de sobrevivir había sido enterrar sus sentimientos, sus recuerdos (en la medida de lo posible) junto al pequeño...Por supuesto que nunca jamás he tocado el tema y respeto profundamente su decisión aunque no deje de sorprenderme. Todos somos únicos e irrepetibles y por ello resolvemos nuestros asuntos a nuestra manera.
    A mi me funciona hablar de ello, escribir, compartir con vosotros, llorar a demanda....pero otras muchas personas optan por el: “como si no….”
    Respecto a lo que comentas de Vero, por supuesto que me parece que hiciste lo mejor y más con esa edad. Los niños viven la muerte de una manera natural, hasta que los mayores les mostramos que es una cosa horrible de la cual no se debe hablar, es más llegará un momento que la muerte desaparecerá del mundo real y existirá sólo en el mundo virtual.¡¡¡Estoy segura de ello!!!
    La gente siempre critica, ja,ja…hagas lo que hagas siempre hay quien no le parece bien, los humanos somos así….y el que esté libre de pecado…
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Paloma. Primera vez que paso por tu blog y me encantó cómo escribiste algo que yo siempre pienso. Hace poco pasó lo mismo en mi familia, una tía murió de cáncer sin saber qué es lo que tenía o quizás si lo sabía y se burló de todos cuando unos días antes de morir dijo "Y yo que pensé que iba a morir de cáncer".
    TE SIGO!
    Siento mucho lo de tu bebé. El árbol es hermoso.
    PAOLA.-

    ResponderEliminar
  8. Encantada de tenerte por acá Paola y bienvenida.

    ResponderEliminar