28/6/11

Vida eterna

Amanecer 2010Yo siempre había creído en la vida más allá de la vida, que aquí no se acababa todo, que estábamos de paso, que nuestra alma era inmortal etc...pero eran creencias intelectuales, que formaban parte de "mi credo".....Desde que murió Kai una parte de mi empezó a vivir más allá, tengo un pie en la tierra con mis cosas, mis rutinas, mi maravillosa familia, mis amigos, mis libros pero otro pie está en lo sobrenatural. Yo noto que algunas personas incluso muy cercanas me miran "raro" y yo pienso que ellas piensan, que tal vez me esté volviendo loca, que también pudiera ser....al fin y al cabo todos los locos lo niegan.
Pero supongamos por un momento, que sigo más o menos cuerda, entonces lo que yo siento y necesito gritar a los cuatro vientos es real y es que aquí no acaba todo, porque yo siento la presencia de mi hijo de una manera cada vez más intensa. Al principio me cegaba el dolor, y su presencia era sutil, pero a medida que pasan los días forma parte de mi vida al igual que el resto de sus hermanos, de una manera radicalmente diferente porque no le puedes besar, ni acariciar, ni amamantar pero no menos importante o intensa. ¡¡¡¡¡Diferente, tan solo diferente!!!!
Nosotros nunca hemos cortado el cordón umbilical de nuestros hijos hasta que ha dejado de latir, pues ello tiene muchos beneficios tanto para el niño como para la madre. Ya que el parto de Kai tuvo que ser en un hospital lo advertimos y nos lo respetaron...por lo que cuando Kai murió todavía seguía unido a mí por el cordón umbilical. El vínculo físico seguía intacto y por eso mientras su alma volaba al cielo una parcelita de la mía voló también.
Y tal vez su misión en esta vida ha sido marchar tan apuradito para ser nuestra guia y mostrarnos a sus padres y hermanos el camino al paraiso.

9 comentarios:

  1. Pues sí. Esa ha sido su misión, y vuestra elección ha sido respetarla y aceptarlo así.

    Me gustan tus reflexiones, no sabes cuánto me aportan...

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Sin duda Paloma lo que dices no es ninguna locura.
    Yo te entiendo perfectamente aunque no es mi caso como el tuyo. Cuando mi abuela materna murio, estabamos muy unidas, hace ya más de 20 años que se fue, pero yo la siento muy cerca. Bueno, puede que este medio loca, me tratan en el loquero, pero no precisamente por esto. Cuando tengo crisis fuertes y estoy muy mal de animo siento una suave brisa a mi alrededor y el olor de mi abuela y me tranquilizo. Nunca la he visto, ni he tenido experiencias raras con ella, pero se que está muy cerca y forma parte de mi dia a dia. Mira te cuento, el otro dia me dio otra crisis de ansiendad, dicen los que estan conmigo, que me gritar pidiendo ayuda a Dios y que llamo a mi abuela. Yo hay veces que no recuerdo nada. Pues el otro dia mi madre se puso a llorar, nunca lo hace mientras yo estoy mal, aguanta como una jabata los malos momentos. Cuando me puse algo mejor le pedi perdón por los malos momentos que sin querer le hago pasar. Y mi madre volvió a llorar, me contó que habia llorado porque mientras me abrazaba cuando estaba mal, le olia a su madre, que al besarme en la cabeza olia al perfume de mi abuela y que habia sido una cosa muy fuerte de asimilar para ella, porque habia sentido que su madre tambien estaba alli.
    Paloma, no sabemos como es lo que viene luego, y no estamos locos cuando sentimos cosas tan cercanas y vivas. Yo a lo largo de estos años siempre que tengo alguna dificultad le pido a mi abuela que ella que esta mas cerca de Dios interceda por mi y siempre me llega esa oleada de perfume tan peculiar. Y te diré que en casa no se ha vuelto a utilizar esa colonia, ni la usa nadie que conocemos... eso no es estar loco, es la realidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Chica de las flores te doy las gracias por acompañarnos en este camino del duelo y me alegra que pueda ser de alguna utilidad para tu vida. Creo que nuestra elección era la única posible, no fue dificil....

    Mento yo tampoco he tenido ninguna experiencia "sobrenatural" ni tan siquiera he soñado con mi hijo. Al principio rezaba para verlo en sueños, saber que estaba bien....ya no me hace falta.
    Respecto a lo que cuentas de tu abuela te diré que conocí a una chica (por Kai) que también sufrió la pérdida de un hijo suyo recién nacido hace años. Un día quedamos para charlar (más bien ella charlaba mientras yo lloraba)y me contó que muchas veces olía a su niño. Yo pensé que era el típico olor de recién nacido, pero ella me dijo que era un olor diferente, una mezcla de distintas fragancias, que también su marido percibia de vez en cuando el olor, que habían buscado hasta agotarse en perfumerias y no habían encontrado ningún perfume exacto.
    Es una familia excelente que cuida perfectamente de sus cinco hijos y para nada tenían aspecto de "enajenados mentales"
    Yo se que no estoy loca ja,ja...
    Espero que estés mejor, cuídate. Besitos.

    Ah!!! desde que descubrí que no se mueren solamente los demás....estoy leyendo mucho sobre la muerte y son demasiados los testimonios de personas de gran valia, respecto a la existencia de la vida después de la muerte....Como tú bien dices: es la realidad.

    ResponderEliminar
  4. Paloma...
    Al principio recibía señales, y como tú dices, trataba de intelectualizarlas, razonarlas.
    En el fondo de mi corazón sabía que era Lu la que me las envíaba, pero no era capaz de mantener esa sensación de felicidad en el cuerpo. Sólo la sentía cuando volvía a recibirlas.
    Probablemente no me acostumbraré a no tocarla, pero ya no dudo de su presencia constante.
    Esto me ha otorgado una paz que pensaba no volver a encontrar nunca.
    La extraño con locura, pero el resto de mi es todo cordura.
    Te mando un abrazo enorme y otro aún más al azul.

    ResponderEliminar
  5. Se dice que de músicos, poetas y LOCOS todos tenemos un poco lo que la gente debería hacer es respetar a las personas ya que no saben por lo que esa persona esta pasando disfruta de la presencia de Kai porque el amor que te da es lo que el recibió antes de nacer.
    mil bendiciones

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay cariño mío! Pues claro! si es que tu sola te lo dices todo...
    Todos los seres tenemos una misión, por eso es que todo sucede por alguna causa, es que realmente PODEMOS BENEFICIARNOS DE TODO LO QUE NOS PASE, y eso es....maravilloso.
    Que gran trabajo de crecimiento espiritual estás haciendo, no pienses nunca que estás loca, es que a veces se nos olvida de donde venimos y si lo recordamos "demasiado de golpe" podemos sentirnos perdidos...
    No te olvides de que somos seres de luz-energía, todos en vibración constante a distintas frecuencias y de que si tú igualas tu frecuencia con la de Kai (que es mucho más rápida que la nuestra, porque es etérica), puedes llegar a sentirle o visualizarle o incluso más cosas.

    Abrazos luminosos para ti y tu familia

    ResponderEliminar
  7. Paloma ¿cómo va todo? espero que bien. Te escribo para decirte que en mi blog tienes un premio, recógelo cuando quieras. Besos

    ResponderEliminar
  8. Saludos y bienvenidos al Primer Encuentro Internacional de Blogueros con el Papa
    El próximo 17 de agosto nos reuniremos en Madrid en el Colegio Mayor Jaime del Amo. En los enlaces que te adjuntamos encontrarás toda la información que te pueda interesar.

    ANUNCIA TAMBIÉN TÚ EN TU BLOG EL ENCUENTRO Y QUE NINGÚN BLOGUERO SE QUEDE FUERA POR QUE NO LE HAYA LLEGADO LA NOTICIA: AQUÍ ENCONTRARÁS ALGUNOS QUE YA LO HAN HECHO WWW.CUMPETRO.COM

    ResponderEliminar
  9. Y si lo pensamos detenidamente, querida Paloma, es que el nacimiento es una "muerte" en si tambien. Y yo creo que esa figura fue creado a proposito para ilustrarnos como es que la muerte, no es el final.

    Cuando nacemos, estamos muriendo a ese mundo acuatico en el que vivimos por tanto tiempo. En ese mundo acuatico no podemos nunca imaginar que hay "algo mas" alla afuera! Crecemos, escuchamos a mama, no tenemos frio, no sentimos hambre, nos sentimos abrazados todo el tiempo. Nos acostumbramos y nos contentamos y seguro que no deseamos dejar nuestro hogar.

    Luego el gran shock de nacer! El dolor, el frio, el agua que desaparece, la luz que molesta, los sonidos aterradores. Sentimos que morimos, seguro! Y luego ahi, afuerita, no sabiamos que habia una amorosa familia esperando el momento con ansiedad y amor. Cuando pensabamos que todo habia terminado, era tan solo que una nueva etapa comenzaba. El dolor desaparece, las caras (y abrazos) de los seres que nos aman nos calman, nos hacen sentir de repente con la esperanza de que a pesar de que nos parece que lo perdimos todo, no es asi!

    Y que la muerte que experimentamos es lo mismo. Que estas cosas que vemos y sentimos aqui y ahora no son tan amadas. Nos parecen el todo en la Realidad. tenemos viento, sol, abrazos. Podemos ver las caras de la familia que amamos, los colores, las texturas. Podemos saborear, oler, tocar.

    Y que tal cuando nos toca abandonar esta etapa? cuando sabemos que, de acuerdo a nuestra experiencia humana, no es del todo una locura pensar o sugerir que al otro lado exista una etapa mas, como en nuestro pasado. Una etapa final que estaba en el plan desde el principio?

    Que tal que lo material no es todo? (en serio hay gente que aun duda de esta realidad?!) Que tal que las religiones del mundo, en todas las culturas, en todas las etapas de la historia universal, en todas las sociedades, no sin sino tan solo un reflejo de un hambre que al final sera satisfecha? Porque nadie tiene hambre de lo que no existe! Uno no se levanta en la maniana con hambre de un platillo volador con mayonesa y hds;fjsdf. No es cierto?

    Que la Verdad nos pegue como un muro de piedra en la cara. Si, la vida mas alla de esta "placenta" existe, y esa hambre que tenemos por amor eterno y perfecto, armonia, paz, seguridad, belleza, bondad, etc etc . sera satisfecha en esa etapa final que nos espera con los brazos abiertos. Porque tan solo nos sentimos hambrientos de lo que existe. Nuestras lagrimas seran limpiadas, nuestro dolores sanados, nuestra sed aliviada....para siempre jamas.

    Un abrazo apretadisimo un beso en tu frente, querida Paloma.

    ResponderEliminar