28/6/11

Vida eterna

Amanecer 2010Yo siempre había creído en la vida más allá de la vida, que aquí no se acababa todo, que estábamos de paso, que nuestra alma era inmortal etc...pero eran creencias intelectuales, que formaban parte de "mi credo".....Desde que murió Kai una parte de mi empezó a vivir más allá, tengo un pie en la tierra con mis cosas, mis rutinas, mi maravillosa familia, mis amigos, mis libros pero otro pie está en lo sobrenatural. Yo noto que algunas personas incluso muy cercanas me miran "raro" y yo pienso que ellas piensan, que tal vez me esté volviendo loca, que también pudiera ser....al fin y al cabo todos los locos lo niegan.
Pero supongamos por un momento, que sigo más o menos cuerda, entonces lo que yo siento y necesito gritar a los cuatro vientos es real y es que aquí no acaba todo, porque yo siento la presencia de mi hijo de una manera cada vez más intensa. Al principio me cegaba el dolor, y su presencia era sutil, pero a medida que pasan los días forma parte de mi vida al igual que el resto de sus hermanos, de una manera radicalmente diferente porque no le puedes besar, ni acariciar, ni amamantar pero no menos importante o intensa. ¡¡¡¡¡Diferente, tan solo diferente!!!!
Nosotros nunca hemos cortado el cordón umbilical de nuestros hijos hasta que ha dejado de latir, pues ello tiene muchos beneficios tanto para el niño como para la madre. Ya que el parto de Kai tuvo que ser en un hospital lo advertimos y nos lo respetaron...por lo que cuando Kai murió todavía seguía unido a mí por el cordón umbilical. El vínculo físico seguía intacto y por eso mientras su alma volaba al cielo una parcelita de la mía voló también.
Y tal vez su misión en esta vida ha sido marchar tan apuradito para ser nuestra guia y mostrarnos a sus padres y hermanos el camino al paraiso.

27/6/11

Verano

Vacaciones Alicante 2010Por estas fechas, hace un año estaba embarazada. Acabábamos de ir a la primera ecografía donde ya nos habían advertido que había "problemas". Recuerdo mi angustia por esas sospechas, mis consultas a internet por la noche, las largas conversaciones telefónicas con mi amiga Gema, con mi madre...mi marido diciendo que no me preocupase que todo estaba bien...
¡¡¡El verano me trae "demasiados" recuerdos!!!
¿Por qué en el mundo sólo hay embarazadas y bebés de la edad que tendría ahora Kai?
A pesar de todo este verano tengo más paz, la seguridad de que mi niño está en el mejor lugar posible, ya no hay miedos, ni incertidumbres, sólo lágrimas que fluyen descaradamente sin ningún tipo de pudor, el dolor de la separación física y el deseo inmenso del "reencuentro".

20/6/11

Poema para Kai

manita Kai 5-11-2011
manita Kai
Una amiga virtual ha compuesto este poema para nuestro hijo pequeño, que con su permiso copio en este blog. Muchas gracias Cayetana por tu regalo, con tanto sentimiento....




Kai se hizo semillas
de luz y de Vida,
repartidas por la Tierra
y una en mi pecho.
Kai vibró en mí
y también pude escucharle…

Kai me recuerda
la Eternidad de todos.
Kai me susurra
que VIVE la “muerte”,
que no puedo verle
porque es otro estado
que mi mente no abarca.

Kai me dice
que su madre lo porta
en cada gesto, 
en cada pensamiento,
en cada palabra.
Y que así él EXISTE.

Que cuando llega el calor
él es agua
y cae envuelto en lluvia
para mojarla.

Que es el sudor de su frente
y la fe de sus manos.

Que VIVE
deshecho en ella,
que es las alas de su alma 
y un “te quiero” desprendido
de la arista de sus labios.

Que no precisa de un cuerpo
al manifestarse.

Kai me susurra
poemas cifrados
del mismísimo Padre. 

Kai canta en mi templo
y mueve en mi conciencia
palabras de salvación y gloria.

Kai vive 
porque ni la muerte creyó en sí misma al conocerle.
Y la muerte murió
en la soledad de su vocablo.