20/2/11

Había dos mellizos, un niño y una niña, tan inteligentes y precoces que, ya en el seno de su madre, hablaban entre sí.
La niña preguntaba al niño: “Según tú, ¿habrá vida después del nacimiento?”.
Él respondía: “No seas ridícula. ¿Qué te hace pensar que haya algo fuera de este espacio estrecho y oscuro en el que nos encontramos?”
La niña, reuniendo valor, insistía: “¿Quién sabe? Quizás exista una madre, alguien que nos ha puesto aquí y que cuidará de nosotros”.
Y él: “¿Acaso ves tú una madre por alguna parte? Lo que ves es todo lo que hay”.
Ella de nuevo: “Pero no notas tú también a veces como una presión en el pecho que aumenta día a día y nos empuja adelante?”.
“Pensándolo bien, respondía él, es verdad, la siento todo el rato”.
“Ves, concluía triunfante la hermanita, este dolor no puede ser para nada. Yo creo que nos está preparando para algo más grande que este pequeño espacio”.


Lo encontré aquí....Hace años que leí este cuento pero ayer lo volví a leer de "casualidad", ¡¡¡me imagino la angustía que sentiría el bebé que naciera en último lugar al ver "marchar" a su hermanito!!!!..

4 comentarios:

  1. De la misma manera, espero que la muerte sea también una especie de "parto" hacia algo mejor...si es así, entonces allí estará mi muñeca, estará esperándome, así lo deseo

    ResponderEliminar
  2. Estoy segura que sí Mercedes. Nuestros hijos estan esperándonos en un lugar maravilloso, donde no hay dolor, ni angustia, sólo esperanza. Por ellos es que tenemos que vivir, seguir adelante, luchar; y nuestro amor por ellos será cada dia más grande, más fuerte.
    Un beso enorme..

    ResponderEliminar
  3. No sabes la de meses que he estado buscando éste texto, también lo leí hace años y siempre lo he recordado...

    Gracias por traerlo.

    Y por tus preciosas palabras, y por ser tan valiente!!

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Chica de las flores, el otro día encontré la misma historia contada de una manera más bonita, si la encuentro te la mando. Un besito y gracias.

    Mercedes, Georgina un abrazo fuerte amigas...

    ResponderEliminar