18/2/11

Acabo de recibir un correo de una mujer que perdió también a su hijo recién nacido. Se trata de una carta que el místico Foucauld envió a su hermana tras morir una hijita suya de año y  medio. A mi me ha reconfortado....

2 comentarios:

  1. Paloma, que carta más preciosa! Yo estoy segurísima que así es, que tenemos a nuestro ángel allá arriba y que guía por nosotros. Recuerdo cuando estuve en el hospital vino a verme una amiga y me dijo: No llores, ahora tienes un angelito en el cielo. En ese momento me dije: Pero yo no quiero un angelito, quiero a mi hijo! Ahora mismo quiero a mi angelito, acepto su decisión de marcharse y me siento muy especial por habernos elegido a nosotros como sus padres. Agradezco enormemente haber pasado esos 9 meses junto a mi hijo!

    ResponderEliminar
  2. Claro es que somos humanas y por supuesto que nos "consuela" saber que tenemos un ángel....pero nos gustaría tenerlo a nuestro lado y tocarlo y olerlo y criarlo y educarlo...
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar