30/1/11

"La  necesidad de crearme un espacio y un tiempo para hacer el duelo y reflexionar en medio de días ajetreados me ha aproximado más a una disciplina espiritual de oración y meditación periódica, para la que siempre deseé hacerme tiempo; nunca lo logré hasta ahora, cuando he tenido que hacerlo para mi supervivencia emocional."


Testimonio de Barb Frank acerca del inesperado nacimiento de su hijo Micah muerto después de un embarazo normal y sano. Aparece en el libro "Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer" de Christiane Northrup


No hay comentarios:

Publicar un comentario