1/12/16

Mi libro: Pequeños pasos

Este blog dejó de actualizarse hace mucho tiempo, pero hoy escribo de nuevo en él. Hace seis años que fue el Adviento más triste de mi vida (ya no estaba esperando a mi bebé), se sucedieron las Navidades más tristes de mi vida (hasta me costaba celebrar el nacimiento del Niño que cambió el mundo).
Seis años después tengo muchas y renovadas razones para ser feliz. Kai por supuesto sigue ahí, presente constantemente, igual que el primer día. Hace dos años por estas fechas estaba esperando otro bebé ,que ahora juega feliz a mi lado y hoy estoy como loca de contenta porque he dado a luz un libro. Un libro que sin Kai nunca habría existido. 

¡¡¡Espero que te guste, hijo!!!



Una historia de nacimientos en el hogar y fuera de él, de crianza con apego, de lactancia, colecho, porteo y también de lágrimas derramadas en la travesía por el desierto del duelo. Todo ello inmerso en la vertiginosa aventura del homeschooling.


13/1/12

Este blog deja de actualizarse

Hace aproximadamente un año que comencé este espacio dedicado a nuestro quinto hijo.
Escribir sobre mi sufrimiento lo ha transformado, parafraseando a Eneko Landaburu, en un tesoro, en una fuente de vitalidad y de ánimo. Siempre lloraré por el bebé que se fue tan rápido, pero ha llegado el momento de dedicar todas mis energias, a sus cuatro hermanos que aún están conmigo y que tanto me necesitan. Por esta razón, este blog "en principio", va a dejar de actualizarse, aunque seguirán atendiéndose principalmente los comentarios y cualquier duda.
Muchas gracias a todos los que con vuestras huellas, vuestras experiencias, vuestras palabras me habéis acompañado en este solitario y difícil camino.
Quiero terminar este blog mostrando mi infinito agradecimiento a Dios, por estos cuatro maravillosos hijos, que me vuelven loca cada día, por el pequeñín que marchó para mostrarnos a toda la familia el camino al cielo y de una manera muy especial por el papá de los cinco. Os dejo con estas palabras tan tiernas de Santa Teresita:

"Me dirigí a los cuatro angelitos, que me habían precedido allá arriba, pues pensé que aquellas almas inocentes, que nunca habían conocido ni las turbaciones ni los miedos, deberían tener compasión  de su pobre hermanita que estaba sufriendo en la tierra.
Les hablé con la sencillez de un niño, haciéndoles notar que al ser la última de la familia, siempre había sido la más querida y la más colmada de ternuras por mis hermanas, y que si ellos hubieran permanecido en la tierra me habrían dado también sin duda algunas pruebas de cariño....Su partida para el cielo no me parecía una razón suficiente para que me olvidasen; al contrario, ya que se hallaban en situación de disponer de los tesoros divinos, debían tomar de ellos la paz para mí y mostrarme así que también en el cielo se sabe amar....
La respuesta no se hizo esperar. Pronto la paz vino a inundar mi alma con sus olas deliciosas, y comprendí que si era amada en la tierra, también lo era en el cielo...
A partir de aquel momento, fue creciendo mi devoción hacia mis hermanitos y hermanitas, y me gusta conversar a menudo con ellos y hablarles de las tristezas del destierro...y de mi deseo de ir pronto a reunirme con ellos en la patria..."

Santa Teresita del Niño Jesús "Historia de un alma"


¡¡¡Hasta siempre!!! Y estamos para lo que necesitéis en nuestra casa "paideia en familia" y para alguna cosilla más personal en: nazcaurpi@hotmail.com 

2/1/12

No me digas que fue un sueño..

Todos los que hemos sufrido la pérdida de un hijo (y cuanto más chiquito yo creo que más) nos quejamos de que es muy dificil encontrar personas que sepan acompañarte no ya en el duelo, sino el resto de tu vida. En la familia, sobre todo, es muy frecuente el hacer "como si no hubiese sucedido", "no hablar", "no recordar" y eso es como poco: estúpido, pues nada que digan te va a hacer recordar a tu hijo ¡¡¡¡pero si no lo olvidas ni un solo segundo al día!!! Y además ¿quién habrá supuesto que es mejor olvidar? ¿Olvidar al hijo de tus entrañas? ¿Por qué?
Pero es además una terrible falta de delicadeza, de amor y de com pasión...Yo tengo un hijo y además de que no está físicamente conmigo tampoco está en las conversaciones familiares, ni en el pensamiento de los demás...A mi me hace sentir como si hubiese sido un "error", un "fallo", una vergüenza de la que es mejor ni hablar y además tratar de olvidar lo antes posible... 
Pero aunque es imposible luchar contra eso, fruto de la educación, del sin sentido, del absurdo, de la falta de esperanza, de fe...al menos tengo la inmensa alegría de constatar cada día, como en casa, Kai está presente. Mis hijos siempre le cuentan cuando alguien les pregunta el número de hermanos, ¡¡¡pero siempre!!!...y le incluyen en todo aquello que es posible incluirlo claro!!!
El otro día preparábamos el regalito para el cumple de papá y fue idea suya hacer un Nacimiento en el que todos los miembros de la familia teníamos un lugar y por supuesto el del ángel lo ocupaba el hermanito menor..Me enorgullece esa actitud, esa naturalidad, y que ellos tengan tan presente a un hermano que no llegaron a conocer. ¡¡¡Y tendríais que ver la cara de estupor de la gente cuando ellos hablan de su hermanito del cielo!!!

Ójala este espacio tan chiquitito, sirva para que algún despistado que pase algún día por aquí, pueda ver las cosas de otra manera y darse cuenta de que ante unos padres que han perdido a un hijito lo mejor es hacerles sentir que esa vida, aunque breve fue importante. No se trata de "idealizar" a ese hijo, sino darle su puesto, su lugar, un miembro más de la familia que se fue rapidito, pero que no fue un sueño....


30/12/11

Poema para Kai

Este blog está a puntito de ser cerrado y no se como había podido olvidar, incluir el poema que mi amiga Ipe compuso para Kai. Es paradójico, pero a ninguno de mis otros hijos le ha dedicado nunca nadie un poema...


"Te nombraron mar.
y te dieron el poder
de quien protege,
pero a si mismo
no se puede defender. 

Y fuiste, eres, serás
belleza conjugada con dolor,
la debilidad que abraza
a la ternura, y da poder.

Kai,  es por ti
que la mujer
acorralada
se revuelve
y grita:
"¡Se quien soy!"

Y es por ti, Kai,
que el hombre
atormentado por el miedo
se atreve a responder:
"¡Junto a ti estoy!"

Te nombraron mar,
y horadando la roca,
que engañosa
se presenta poderosa
siendo apenas
más débil que el puñal,
te abres paso.

Y desde el árbol inocente
del que miras,
en el instante eterno en que
decreces,
yo te nombro, tiernamente...
Kai, maestro de mayeutica"

2/12/11

Mandalas


"Al fin y al cabo, ¿qué es la vida, en cualquier caso? Nacemos, vivimos un tiempo y luego morimos..."
La telaraña de Carlota E.B. White


Mandalas embarazo Kai
Mandalas que dibujé durante el embarazo de Kai

30/11/11

"Noli sintió una gran tristeza. La tristeza estaba en todas partes, inmensa como la noche. Alguien se sentó a su lado, le pasó un brazo alrededor y lloró con ella. Noli no tuvo necesidad de mirar para saber que era Goma. Goma había sentido su tristeza mientras se hallaba sentada junto a otra hoguera, y había venido para estar con ella, para compartir la tristeza"

"El Clan" de  Peter Dickinson

21/11/11

Cuando a la gente buena le pasan cosas malas

Este es otro libro "imprescindible" para el duelo. He visto reflejados en sus páginas muchos sentimientos que yo pensaba que eran únicos, que nadie más habría podido tener...De hecho lo que el autor comenta al principio, yo creo que nos pasa a todos: "Yo había partido de la suposición de que mi esposa y yo éramos la excepción porque, en un mundo lleno de gente normal, habíamos perdido un hijo" Aprendí que existían pocas personas "normales" en el mundo"


Me encanta el consejo que da a las personas que no saben acompañar a alguien que ha perdido a un ser muy querido: "Habrá momentos en que las cosas estén tan destrozadas que estarán seguros de no poder hacer nada para enmendarlas, pero siempre pueden hacer algo, aunque no sea más que sentarse junto a alguien y ayudarlo a llorar, para que no tenga que llorar solo"

Y esto ya me llegó al alma, ya que yo esperé el milagro hasta el último momento, nunca perdí la esperanza de que mi hijo pudiese nacer sano como una manzana..."La gente que leyó este libro me pregunta con frecuencia si creo en los milagros. Por supuesto que creo. Pero algunas veces debemos mirar con mucha atención para verlos porque no siempre adoptan la forma que estábamos esperando. Cuando los padres de un niño sumamente enfermo rezan por una recuperación milagrosa, cuando los tíos y las tías y abuelos y miembros de su iglesia o sinagoga se unen a sus oraciones, y el niño muere, ¿debemos llegar a la conclusión de que no hubo milagro? ¿De que nuestras plegarias no fueron escuchadas? En realidad, quizá si hubo un milagro, después de todo. El milagro no fue que el niño sobreviviera; algunas enfermedades son incurables. Tal vez, el milagro fue que el matrimonio de sus padres sobrevivió, a pesar de las tensiones que inflige la muerte de un hijo en un matrimonio. El milagro puede ser que la fe de la comunidad sobreviva aún después de comprobar que en este mundo los niños inocentes enferman y mueren. Cuando vemos que gente débil se vuelve fuerte, que gente tímida se vuelve valiente y que gente egoísta se vuelve generosa, sabemos que estamos presenciando un milagro"

14/11/11

La cuna vacía

Este libro me lo acaba de regalar una amiga y aunque pensé que era un poco tarde para leerlo, estoy disfrutándolo muchísimo, es una auténtica gozada. Realmente puede ser más útil para aquellas mamás y aquellos papás que han perdido un hijo cuando estaba en la pancita, pero también es de inestimable ayuda para el caso de bebés recién nacidos. Leed que palabras más bonitas de Mónica Álvarez:

"Los niños eligen venir a través de unos padres. Ellos marcan los tiempos y ni los tratamientos de fertilidad más punteros lograrán que una mujer quede embarazada si antes no ha sido tocada por la varita mágica de algún hada caprichosa. La moderna medicina casi nos ha hecho creer que somos los amos de nuestra vida, que podemos elegir cuándo preñarnos con los modernos métodos de fecundación, decidir que día nacerá nuestro hijo; alargar la vida cuando ya nos toca irnos, sortear a la muerte con tratamientos costosos que nos salvan la vida y nos curan de mil enfermedades....
Pero todavía, en pleno siglo XXI, nadie sabe por qué razón ocurre el milagro de la vida en vientre de una mujer. Yo creo que nuestros hijos, cuando son seres de luz en algún lugar hermoso, nos eligen. Eligen quedarse y, a veces, eligen irse. No sé la razón. Sólo sé que el viaje de la vida es más complejo y mágico de lo que nuestras pequeñas cabecitas podrían imaginar nunca"

10/11/11

"La figura literaria de que un ángel anuncia el nacimiento de un niño podemos encontrarla en todas las religiones. Es una imagen arquetípica que tiene todavía hoy en día sentido para nosotros. Nos recuerda que cada nacimiento se encuentra siempre acompañada de la promesa del ángel de que ese niño que nacerá será siempre valioso, importante, el hijo o la hija de lo Supremo, y que tiene una tarea importante en esta vida. En el nacimiento de cada niño siempre hay un ángel. El nacimiento no es tan sólo un proceso biológico, sino que es siempre un secreto, una promesa de algo nuevo que nunca ha existido."

Anselm Grün Todos tenemos un ángel


Nota: El subrayado es mío.

8/11/11

Hace un año....

Parece mentira, pero el día 5 hizo un año que nació nuestro pequeñín. El año pasado, la mamá no tuvo flores....pero este año he recibido una maravillosa sorpresa.
Mil gracias María por estar tan cerca de nosotros:

Flores primer aniversario Kai
Paloma con profunda reverencia quiero expresarte mi gratitud en el aniversario del día en que nos diste a luz un santo.
"Yo seré como rocío para Israel, que florecerá como lirio y extenderá sus raíces como el álamo" Oseas 14,6

5/10/11

Duele

Yo soy de las que afirmo que parir duele, hay mujeres que dicen que a ellas no les han dolido nada las contracciones y me lo creo pues el umbral del dolor es sumamente personal. Pero yo sólo se, que en todos los partos hay un momento en el que creo que  no voy a poder con ello y ¡¡puedes, claro que puedes!!...
Cuando tuve entre mis brazos a mi hijo mayor pensé que hasta ese momento no sabía nada de la vida y todas las mujeres del mundo pasaron a dividirse en dos únicos grupos: Las que habían parido y las que no. Me sentí una con todas las mujeres que eran madres, me sentí muy cerca de todas las mujeres que había conocido en lugares lejanos, cerca de mis abuelas, de todos mis ancestros y por otro lado supe que tenía mucho más poder que antes. ¡Ahora podría con todo o casi todo en la vida!.
Cuando entierras a un hijo es una sensación paradójicamente parecida, algo dentro de ti te dice que si consigues poder con ello, ¡¡que claro que puedes!!....cuando aprendas a con-vivir con ese dolor, serás fuerte, muy fuerte...
Ah!!! ahora todas las mujeres del mundo se dividen en dos únicos grupos: Las que han perdido un hijo (lo hayan parido o no) y las que no...

20/9/11

Tu hijo no es perfecto

Hace unos días, leí del tirón un pequeño libro que se acaba de publicar y se puede descargar de manera gratuita cuyo título es: "Tu hijo no es perfecto"
Removió mucho en mi, pues cuando te dicen que tu hijo no está bien es un sentimiento ¡¡tan fuerte, tan desgarrador, tan impactante!!....Piensas que no te puede estar sucediendo a ti, te culpabilizas si o si, empiezas a darle vueltas constantemente a lo que has podido hacer mal: Aquella cerveza, aquella pastilla, la edad....Los demás piensan o tu piensas que ellos piensan, que eso te está bien merecido por cabezota, por el "caprichito" de querer tener más hijos con los tiempos que corren, que cuatro ya está bien etc...
Y mentiría si dijese que ya no me siento culpable y que muchas veces me sorprendo buscando en Internet posibles causas de la trisonomía 18.
Los médicos te hacen sentir fatal, te muestran la situación como una tragedia y la única solución que te proponen es el aborto, pues tienes que pensar en ti, en tus otros hijos, en definitiva: eres una egoísta por querer traer a este mundo perfecto un hijo que no lo es.
En ningún momento te hablan de los terribles efectos secundarios del aborto provocado y si lo hiciesen muchas mujeres se lo pensarían dos veces. Además se trata de tomar una decisión vital en cuestión de momentos, siempre estás bajo la presión del tiempo. Al fin y al cabo si tomas la decisión equivocada tienes todaaaaa la vida para arrepentirte, a ellos les da igual (de momento se han quitado un buen marrón de encima)
Por eso estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que sostiene Victoria Uroz que es médico y aunque ella no ha pasado por una experiencia parecida, ha tenido mucho contacto con mujeres que han gestado bebés que tenían diversos problemas y las cuales han decidido terminar con esas vidas.
Mentiría si dijese que no hubo momentos en los que deseé que mi hijo se fuese, que todo terminase, llegué incluso a envidiar a aquellas personas que no tenían problema en abortar pues pensaba que para ellas la vida era mas cómoda. ¡¡¡Es tan fácil acabar con el "problema"!!! Pero el problema es que no es cierto que el aborto solucione nada. Las mujeres que han abortado a un hijo que venía con alguna malformación han perdido a un hijo, pero no tienen ni siquiera la libertad para cogerle, para despedirle de una manera digna, para llorarle durante el duelo.... pues esta sociedad es así de hipócrita.

Aquí puede descargarse el ebook

"Tu hijo es un rastro en la historia hecho carne. Tu hijo es tu oportunidad de cambiar y ser tu verdadero tú: no la imagen falsa que tienes de ti. Me refiero a tu yo más auténtico, el que puede ver por ese sentido especial, y captar la belleza y lo sublime en lo imperfecto y lo débil. Tu hijo enfermo es el tren que pasa sólo una vez, para enseñarte lo que es amar. Para mostrarte que es posible amar sin recibir, aparentemente, nada a cambio....."
                                                                                                                          Victoria Uroz

30/8/11

Arco iris

Hace unos días mientras regaba el árbol de Kai, se formó encima un precioso arco iris. El arco iris significa la reconciliación del cielo con la tierra, de Dios con los hombres..
Sentí una gran paz, como si fuese una señal....y pensé: "todo está bien"

27/8/11

“El niño con una enfermedad incurable señala a los padres el misterio de la vida que siempre es finita, que siempre está amenazada por la muerte y que, sin embargo, oculta algo dentro de sí que excede la muerte. Permanecerá como una huella grabada en el corazón de los padres. Entonces la madre reconoce el mensaje que él tiene preparado para ella. Y a pesar de todo sufrimiento, experimenta a su hijo como un regalo maravilloso”.

Anselm Grum,¿Por qué a mí?

Nota: Saqué la cita de un blog amigo (no recuerdo ahora mismo cual). Aún no he leído nada de Anselm Grum pero ya tengo una lista de libros preparada ....

26/8/11

Apoyo en el duelo

Encontré una página en la que tienen una sección dedicada al duelo perinatal y a los bebés que no llegan a nacer. Además tuvieron la amabilidad de enviarme alguna información para ayudarme en el duelo, entre ello estos libritos, uno para los papás y el otro para los que acompañan: la familia, los amigos.

3/8/11

El gran tabú

"Hubo siglos en los que el gran tabú fueron los temas sexuales. Hoy el gran tabú son el dolor y la muerte. La gente no quiere verlos. Es impúdico hablar de ellos. La realidad se obstina en metérnoslos por los ojos, pero todos preferimos pensar que el dolor es algo que afecta a los "otros". Nadie se atreve a enfrentarse con la idea de que también él sufrirá y morirá. Parece que sólo nuestros vecinos fueran mortales"
J. L. Martín Descalzo.

¡¡¡Es impúdico hablar de la muerte!!! Lo se, pero no puedo seguir viviendo "como si no existiese" ya que una parte de mi ha muerto:  Concebí un hijo, lo llevé en mi vientre, lo tuve entre mis brazos y le tuve que enterrar....
La muerte está a mi lado, pienso en ella, leo todo lo que cae en mis manos sobre ella y lejos de entristecerme o quitarme ganas de vivir me enseña a vivir con entusiasmo, a amar, a agradecer.
Frecuentemente surge el tema:
- ¿Tienes cuatro niños?
- Si
- ¿Y los cuatro chicos?
- ¿Y vais a ir a por la niña?
- Y de repente cualquiera de mis hijos dice: ¡¡¡Y tenemos otro hermano... pero está en el cielo!!.
Y ahí es cuando practicamente nadie hace comentario alguno, a lo sumo un: "Lo siento" y ya a hablar de cualquier otro tema. Por supuesto no es mi intención obligar a nadie a que me escuche, ni "amargar" la vida de los demás...en seguida te das cuenta y actúas en consecuencia, y existen personas receptivas, personas que tal vez que han tenido una experiencia semejante...También observo una gran diferencia entre las personas creyentes y las que no tienen fe.
Es la diferencia entre el dolor lleno de esperanza, la seguridad de que es tan solo un "hasta luego" y el sin sentido, el absurdo, el fin....
Pero es que el tabú llega a tales límites, que ya roza el surrealismo. Tengo una amiga cuya madre se está muriendo. Le diagnosticaron metástasis, no podían operar, ni dar quimioterapia, simplemente...esperar....
Si no se produce un milagro todo parece indicar que va a marchar en breve...pero nadie en su familia habla de ello en su presencia, ni su esposo, ni los hijos, ni los nietos, ni los amigos, ni por supuesto ella....¡¡¡¡nadie!!!! pues está absolutamente prohibido.
Desde el principio yo invitaba a mi amiga a que hablase con su madre, le preguntase como se sentía, si tenía miedo, para que su madre pudiese irse en paz, para que pudiesen decirse todo aquello que tal vez nunca se dijeron...Me imagino que saber que en cualquier momento vas a morir tiene que infundir como mínimo un poco de respeto e incluso miedo ¿no? Me imagino la terrible soledad de un moribundo al que se le niega el derecho a hablar de su propia muerte. Es el gran absurdo, ella sabe que se está muriendo, su esposo sabe que se está muriendo, sus hijos y toda su familia sabe que se está muriendo pero hablan de otras cosas....Y yo no dejo de preguntarme: ¿de que hablan?
Tal vez de ropa, de comidas, de vacaciones, por favor......
Cualquiera que va a emprender un viaje, no deja de hacer preparativos, informarse, compras guias, incluso te atreves a "aprender" algo del idioma del país, hablas de ello con todo el que te encuentras y si el viaje es a  un lugar lejano muchísimo mas...¿Y cuando vamos a emprender el viaje definitivo, del que no sabemos demasiado (porque durante la vida nos hemos ocupado en cosas importantes como ganar dinero, que por cierto no nos vamos a poder llevar) y además el viaje lo hacemos solos, completamente solos?.
Alguien podría objetar que no hay demasiada información sobre el "más allá", que nadie ha vuelto de allá para contarnos etc...Pero no es totalmente cierto, el que busca encuentra, yo llevo ocho meses leyendo libros sobre la muerte que me están enseñando a vivir en plenitud y no se si estaré suficientes años en la tierra para leer todo lo que hay publicado y lo que se publicará.
Volvemos al caso de mi amiga: El  otro día fue el sacerdote del hospital por si querían que le diese la "Unción de los enfermos" y le dijeron que "no", ¿a que no sabéis por qué? No tanto porque no tengan fe, no, no ....
La razón principal es que: Si ella ve al sacerdote, se va a dar cuenta de que está muy mal....¡¡¡¡quizá podría llegar a pensar que va a morir!!!!
Ni siquiera le preguntaron y claro me imagino que ella tampoco se atreverá a pedir la presencia de un cura, porque entonces su familia puede llegar a pensar que es que se va a morir pronto...
O sea, es el gran engaño, una inmensa y absurda mentira que a nadie beneficia, pues todos saben lo que está sucediendo pero miran para otro lado, lloran en solitario, nadie da el primer paso pues creen que van a producir más dolor y me imagino que cuando "pase lo que tenga que pasar" seguirán viviendo sus vidas, hablando de cosas importantes, que enseñarán a sus hijos que de la muerte no se habla....
Y termino con otra cita de Jose Luis Martín Descalzo que me viene al pelo:

"Es triste pensar que la mayoría de la gente muere sin haber asumido ni comprendido su propia muerte. Mueren simplemente porque no pueden evitarlo. Yo me atrevo a pensar que la muerte es algo demasiado importante en nuestras vidas como para que se nos pase sin vivirla"

Yo también pero allá cada cual...


Árbolito de Kai
El árbol de Kai, está enorme....
nueve meses después.


28/6/11

Vida eterna

Amanecer 2010Yo siempre había creído en la vida más allá de la vida, que aquí no se acababa todo, que estábamos de paso, que nuestra alma era inmortal etc...pero eran creencias intelectuales, que formaban parte de "mi credo".....Desde que murió Kai una parte de mi empezó a vivir más allá, tengo un pie en la tierra con mis cosas, mis rutinas, mi maravillosa familia, mis amigos, mis libros pero otro pie está en lo sobrenatural. Yo noto que algunas personas incluso muy cercanas me miran "raro" y yo pienso que ellas piensan, que tal vez me esté volviendo loca, que también pudiera ser....al fin y al cabo todos los locos lo niegan.
Pero supongamos por un momento, que sigo más o menos cuerda, entonces lo que yo siento y necesito gritar a los cuatro vientos es real y es que aquí no acaba todo, porque yo siento la presencia de mi hijo de una manera cada vez más intensa. Al principio me cegaba el dolor, y su presencia era sutil, pero a medida que pasan los días forma parte de mi vida al igual que el resto de sus hermanos, de una manera radicalmente diferente porque no le puedes besar, ni acariciar, ni amamantar pero no menos importante o intensa. ¡¡¡¡¡Diferente, tan solo diferente!!!!
Nosotros nunca hemos cortado el cordón umbilical de nuestros hijos hasta que ha dejado de latir, pues ello tiene muchos beneficios tanto para el niño como para la madre. Ya que el parto de Kai tuvo que ser en un hospital lo advertimos y nos lo respetaron...por lo que cuando Kai murió todavía seguía unido a mí por el cordón umbilical. El vínculo físico seguía intacto y por eso mientras su alma volaba al cielo una parcelita de la mía voló también.
Y tal vez su misión en esta vida ha sido marchar tan apuradito para ser nuestra guia y mostrarnos a sus padres y hermanos el camino al paraiso.

27/6/11

Verano

Vacaciones Alicante 2010Por estas fechas, hace un año estaba embarazada. Acabábamos de ir a la primera ecografía donde ya nos habían advertido que había "problemas". Recuerdo mi angustia por esas sospechas, mis consultas a internet por la noche, las largas conversaciones telefónicas con mi amiga Gema, con mi madre...mi marido diciendo que no me preocupase que todo estaba bien...
¡¡¡El verano me trae "demasiados" recuerdos!!!
¿Por qué en el mundo sólo hay embarazadas y bebés de la edad que tendría ahora Kai?
A pesar de todo este verano tengo más paz, la seguridad de que mi niño está en el mejor lugar posible, ya no hay miedos, ni incertidumbres, sólo lágrimas que fluyen descaradamente sin ningún tipo de pudor, el dolor de la separación física y el deseo inmenso del "reencuentro".

20/6/11

Poema para Kai

manita Kai 5-11-2011
manita Kai
Una amiga virtual ha compuesto este poema para nuestro hijo pequeño, que con su permiso copio en este blog. Muchas gracias Cayetana por tu regalo, con tanto sentimiento....




Kai se hizo semillas
de luz y de Vida,
repartidas por la Tierra
y una en mi pecho.
Kai vibró en mí
y también pude escucharle…

Kai me recuerda
la Eternidad de todos.
Kai me susurra
que VIVE la “muerte”,
que no puedo verle
porque es otro estado
que mi mente no abarca.

Kai me dice
que su madre lo porta
en cada gesto, 
en cada pensamiento,
en cada palabra.
Y que así él EXISTE.

Que cuando llega el calor
él es agua
y cae envuelto en lluvia
para mojarla.

Que es el sudor de su frente
y la fe de sus manos.

Que VIVE
deshecho en ella,
que es las alas de su alma 
y un “te quiero” desprendido
de la arista de sus labios.

Que no precisa de un cuerpo
al manifestarse.

Kai me susurra
poemas cifrados
del mismísimo Padre. 

Kai canta en mi templo
y mueve en mi conciencia
palabras de salvación y gloria.

Kai vive 
porque ni la muerte creyó en sí misma al conocerle.
Y la muerte murió
en la soledad de su vocablo.

30/5/11

Poema para Kai

María, una mujer que nos estuvo acompañando con sus oraciones durante el embarazo de Kai, nos regaló este poema cuando supo que finalmente nuestro bebé nació y marchó:

Els ulls de l’àngel
Àngel d’amor,
benaurat has marxat com un estel
Esprit pur, un sospir d’aire
Preguem al Déu de la Pau
Que tú preguis per nosaltres.
Petit estel de llüissor
Mira-n’ s amb ulls de tendressa
Que estem tots aquí abaix
A la presó de la Terra
Que no podem escapar
De la llàgrima i la pena
Que no podem esguardar
Els teus ulls mirant la Glòria
Que volem aconseguir ¡
!I tú, benaurat, ja copsas ¡
! Àngel d’amor i de vida digues a l’Infant Jesús
Que Ell ens vetlli cada dia Al costat del vell camí Per poder anar fent via
Mirant els estels del Cel Àngel d’amor, ens esperas
Que quan ja sigui el moment
Tots amb tú, plegats com sempre
Jugarem com cada nit Fins el moment de l’albada
Promesa del teu amor I de la nostra I Digues al Infant Jesús
Que quan nosaltres marxem Ens guardi com tú les portes Obertes portes del Cel!!! 

21/5/11

Ritual del mes

Desde que Kai nos dejó, cada día enciendo una vela al atardecer, no hay en ello ninguna razón, ninguna lógica, lo hago pues es una necesidad que me limito a respetar. El otro día encontré esta propuesta en el blog de una amiga y me parece bonito unirme a ella.

Encendemos esta vela por todos los bebés estrella, por los que nacieron a término y por los chiquitos de pocas o muchas semanas. Desde SUA te invitamos a celebrar este pequeño ritual: Si quieres unirte enciende tu vela y copia hoy este mensaje en tu web, en tu blog, en el muro de tu red social...
 

18/5/11

Altar preparación nacimiento

Altar preparación nacimiento
En la camisita: "milagro de Amor"
En el dibujo de la mujer embarazada: "parir es un acto Divino, entregarse también"
¡¡¡Estas "casualidades"!!!

Siempre digo que la vida de Kai está íntima y misteriosamente vinculada con Argentina. Al principio del embarazo una amiga virtual me envió desde allá unos regalitos para mi bebé y para mi. Me llevé una sorpresa increíble cuando abrí aquel paquete, tanto que no podía dejar de llorar, no se si eran lágrimas de emoción o lágrimas de premonición, lágrimas que fluían augurando que esas ropitas no iban jamás a envolver vida.... 
Recuerdo a mi hijo Gabriel que decía: ¿mamá por qué lloras? ¿no te gustan?...pues son bien bonitas....Jime me dijo que cuando las vio no se pudo resistir a regalármelas pues sintió que eran para mi hijo.
Dibujo mujer embarazadaDecidí colocarlo en un "altar" que tenemos en el salón y que cambia constantemente según el tiempo que vivimos. Allí puse en un atril el chaleco y el gorrito  tejidos a mano, la camisita, las flores confeccionadas por mi amiga y un dibujo que también me envió. Dado que yo salía de cuentas para diciembre, sobre el 25...pensé que todo era perfecto pues celebraríamos la espera (el Adviento) de mi bebé y del Niño Jesús.
Cuando murió nuestro hijo, recordamos esa ropita que nos había acompañado durante meses y decidimos que ya que había sido un regalo para él, no tenía ningún sentido conservarla.... .....por lo que Kai marchó con ella....

6/5/11

El bordado de Juan

Ayer recibí este "regalo" de la madrina de Kai y no quiero dejar de compartirlo. Muchas gracias hermanita:


"Cuando yo era pequeño, mi mamá solía coser mucho. Yo me sentaba cerca de ella y le preguntaba qué estaba haciendo. Ella me respondía que estaba bordando. Siendo yo pequeño, observaba el trabajo de mi mamá desde abajo, por eso siempre me quejaba diciéndole que solo veía hilos feos. Ella me sonreía, miraba hacia abajo y gentilmente me decía: “Hijo, ve afuera a jugar un rato y cuando haya terminado mi bordado te pondré sobre mi regazo y te dejaré verlo desde arriba”.  Me preguntaba por qué ella usaba algunos hilos de colores oscuros y porqué me parecían tan desordenados desde donde yo estaba.  Mas tarde escuchaba la voz de mamá diciéndome: “Hijo, ven y siéntate en mi regazo.”  Yo lo hacía de inmediato y me sorprendía y emocionaba al ver la hermosa flor o el bello atardecer en el bordado. No podía creerlo; desde abajo solo veía hilos enredados. Entonces mi mamá me decía: “Hijo mío, desde abajo se veía confuso y desordenado, pero no te dabas cuenta de que había un plan arriba.  Yo tenía un hermoso diseño. Ahora míralo desde mi posición, que bello. ” 

Muchas veces a lo largo de los años he mirado al Cielo y he dicho: “Padre, ¿qué estás haciendo?".  Él responde: “Estoy bordando tu vida.” Entonces yo le replico: “Pero se ve tan confuso, es un desorden. Los hilos parecen tan oscuros, ¿porqué no son más brillantes?” El Padre parecía decirme: “Mi niño, ocúpate de tu trabajo confiando en Mi  y un día te traeré al cielo y te pondré sobre mi regazo y verás el plan desde mi posición. Entonces entenderás...”

2/5/11

"A fin de cuentas, la muerte no es sino el medio más fácil y más rápido de volver a Dios. ¡Si pudiéramos creer, si pudiéramos hacer comprender a la gente que venimos de Dios y que tenemos que volver a él! Cada uno sabe que no hemos sido creados por nosotros mismos. Alguien, otro, nos ha dado el ser. Volver a él es volver a casa."

Madre Teresa.

27/4/11

Vínculos

Eco KaiDesde que Kai estaba en mi barriguita, hasta ahora que hace 6 meses que se fue al Cielo, ha habido muchas personas que han ido apareciendo en nuestra vida y con las que se han ido tejiendo redes de puro amor. De la misma manera que algunas personas que tendrían que haber estado a nuestro lado, ¡¡han desaparecido!! pues han decidido no querer acompañarnos, no han sabido hacerlo, la situación les ha desbordado...
Cuando me enteré de que mi bebé venía con problemas enseguida empecé a luchar con "mis armas" y una de ellas era vincularme lo más posible a mi bebito, conectar con él para transmitirle fuerza, amor, tranquilidad...
El que busca encuentra y buscando encontré a Enrique Blay que me ayudo a conseguir esta conexión. Él me envió un CD para hacer una relajación  mediante la cual se produce una bajada de los ritmos cerebrales desde los 14 (estadio medio de relajación) hasta los 4 ciclos por segundo (estado profundo de relajación) Entonces se logra conectar de una manera impresionante con el bebé que crece en la panza.
No deja de sorprenderme que durante todo el embarazo, ante las diferentes propuestas de los médicos, siempre sabía pronto como tenía que actuar. Era como un tentetieso, que de repente se movía de acá para allá pero enseguida encontraba el centro.
Recuerdo en  una ocasión cuando un médico me dijo que mi bebé estaba sufriendo y yo le contesté: ¡¡¡¡No es cierto!!!! Era un seguridad tal, de que mi hijo estaba bien en el útero...hasta mi marido dudaba pero yo le decía: ¡¡tranquilo que está perfectamente!!. Ahora se que esa seguridad se debía en gran parte, a ese vínculo que existía entre nosotros dos y que todavía sigue existiendo aunque él ya no esté en la tierra. De la misma manera que no quise que actuasen los médicos cuando nació...sin saber exactamente el problema que tenía. ¡¡¡¡Claro yo no necesitaba amniocentesis para saber que mi hijo no iba a vivir mucho!!!! Yo sencillamente le escuchaba y él me decía...
El otro día encontré uno de los correos que me envió Enrique al principio y con su permiso comparto parte del mismo, pues creo que puede servirle a mujeres que estén pasando por situaciones dolorosas, complicadas en sus embarazos, de la misma manera que a mi me ayudó.
En nuestra sociedad hay muchos tabues, la muerte por supuesto, pero también la enfermedad, el dolor, el sufrimiento. Cuando un bebé viene con problemas y más si son problemas graves parece que la única solución que ofrece la ciencia, es terminar con esos problemas terminando con esa vida. Los que hemos pasado por la situación sabemos y debemos gritar al mundo que eso no es así. No es lo mismo.
Hay vidas de años, hay vidas de meses, hay vidas de días, hay vidas de minutos....pero la duración no es importante. Os dejo con las palabras de Enrique: (la negrita es mía)
...... la medicina no es ni mucho menos, una ciencia exacta. Siempre hay que mantener la duda y la esperanza, hasta que se confirma un diagnóstico. Por otra parte, lo que la medicina no tiene en cuenta es la capacidad autocurativa del cuerpo y mucho menos la influencia del estado emocional de la persona. En tú caso, es evidente que es preocupante la información que los médicos te han transmitido. No sabemos aún si sus diagnósticos serán acertados. Mientras tanto, delante de un hecho tan duro como éste, hay que "confiar", intentar pensar en positivo, intentar no quedarse dando vueltas a las posibilidades más negativas. La única actuación que está en tú mano es hacer con tú bebé lo que estás haciendo. Comunicándote con él, transmitiéndole tú amor. También, con el CD, cuando sigas la visualización en que le envías Luz, siente que esa Luz, aparte de representar la energía del amor, tiene capacidad sanadora, visualiza a tú bebé, inundado por esa Luz, que vitaliza todo su cuerpo. Entonces visualízalo sano y fuerte.
A partir de aquí, ya sabes que la vida es un misterio. Hay cosas, a veces muy dolorosas, que se nos escapan a nuestra comprensión. Yo tengo una palabra, que es mi referencia en la vida: "Confiar". Confiar en que tengamos las fuerzas necesarias para dar lo mejor de nosotros mismos ante las dificultades y poder superarlas. Confiar en que lo verdaderamente importante es nuestra capacidad de amar, sean cual sean las circunstancias. Confiar en que todo tiene un sentido, aunque ahora sea imposible saber cuál es.
Mi mujer actual, Isabel, tuvo una hija, Laura, que nació con una enfermedad muy extraña y poco frecuente. La consecuencia es que no tenía ningún control muscular (era como un muñeco de trapo), ni siquiera podía tragar. El dolor como madre fue inmenso. Laura vivió seis años. Nadie puede ponerse en el sufrimiento que esto supone. Isabel luchó por su hija, la amó con todas sus fuerzas. Nadie puede entender porqué tuvo que suceder esto. Sin embargo, Isabel, con todo el dolor que le acompañará siempre, tomó conciencia de que no es cuestión de preguntarse "porqué". Sucedió y ha sido capaz de comprender, que ante un hecho incontrolable e incomprensible, sólo queda sentir el amor, que también le acompañará siempre, que sintió y dio a su hija.
Nadie puede sentir el sufrimiento que tienes ahora, pero sí podemos arroparte y darte todo nuestro apoyo y comprensión. Tú bebé está ahora aquí y tiene la suerte de tener una madre como tú. No sabemos lo que va a pasar, pero yo opino que si una persona ha sido amada o ha sido capaz de amar a otra, aunque solo sea una vez en su vida, sea corta o larga, ha merecido la pena vivir.